El fin se acerca: ¿cómo recibir el regreso del Señor?

Hace 2000 años, los seguidores del Señor le preguntaron: “Cuál será la señal de tu venida y de la consumación de este siglo?” (Mateo 24:3). El Señor Jesús respondió: “Y habréis de oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y en diferentes lugares habrá hambre y terremotos. Pero todo esto es solo el comienzo de dolores” (Mateo 24:6-8). Sigue leyendo “El fin se acerca: ¿cómo recibir el regreso del Señor?”

Coro Cristiano 2019 | “Himno del Reino: El Reino Ha Descendido al Mundo” Alabanza y Adoración

Coro Cristiano 2019 | “Himno del Reino: El Reino Ha Descendido al Mundo” Alabanza y Adoración
¡Ha sonado el conmovedor himno del reino, que anuncia al universo entero la llegada de Dios entre los hombres! ¡El reino de Dios ha llegado! ¡Todos los pueblos se alegran, todas las cosas se regocijan! Cuanto hay de un extremo al otro de los cielos es un derroche de algarabía. ¿Qué cautivadoras escenas de júbilo son estas? Sigue leyendo “Coro Cristiano 2019 | “Himno del Reino: El Reino Ha Descendido al Mundo” Alabanza y Adoración”

Testimonio cristiano 2020 | Aprendí a trabajar con los demás

Testimonio cristiano 2020 | Aprendí a trabajar con los demás
La protagonista lleva a cabo su deber con otras personas en la iglesia. Siempre cree que tiene más competencias profesionales que los demás, por lo que presume de veteranía, se aferra a sus opiniones y hace que las demás hermanas la obedezcan y se sometan a ella. Esto, a su vez, hace que se sientan agobiadas por ella. A medida que pasa el tiempo, pierde la obra del Espíritu Santo y no logra nada en el deber. En su sufrimiento, comienza a hacer introspección y a buscar la verdad. Con el juicio y las revelaciones de las palabras de Dios llega a comprender su carácter corrupto. ¿Qué transformación experimenta su capacidad de trabajar con otros?

Sigue leyendo “Testimonio cristiano 2020 | Aprendí a trabajar con los demás”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 116 | “Dios mismo, el único II”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 116 | “Dios mismo, el único II”

Dios dice: “El carácter justo del Creador es real y vívido
Cuando Dios cambió Su opinión por las personas de Nínive, ¿fueron Su misericordia y tolerancia una fachada falsa? ¡Por supuesto que no! ¿Entonces qué te permite ver la transformación entre estos dos aspectos del carácter de Dios durante el mismo asunto? El carácter de Dios es un todo completo; no está en absoluto dividido. Independientemente de si Él está expresando enojo o misericordia y tolerancia hacia las personas, estas son todas expresiones de Su carácter justo. El carácter de Dios es real y vívido. Él cambia Sus pensamientos y actitudes de acuerdo al desarrollo de las cosas. La transformación de Su actitud hacia los ninivitas le dice a la humanidad que Él tiene Sus propios pensamientos e ideas; Él no es un robot ni una figura de arcilla, sino el propio Dios vivo. Él podía estar airado con los habitantes de Nínive, del mismo modo que podía perdonar sus pasados de acuerdo a sus actitudes; Él podía decidir traer desgracia sobre los ninivitas, y podía cambiar Su decisión debido a su arrepentimiento. Las personas prefieren aplicar mecánicamente las normas, y prefieren usarlas para establecer y definir a Dios, del mismo modo que prefieren usar fórmulas para conocer el carácter de Dios. Así pues, de acuerdo con el ámbito del pensamiento humano, Dios no piensa, ni tiene ideas sustanciales. En realidad, los pensamientos de Dios se transforman constantemente de acuerdo con los cambios en las cosas y los entornos; mientras estos pensamientos se están transformando, se revelarán diferentes aspectos de la esencia de Dios. Durante este proceso de transformación, en el momento en que Dios cambia Su opinión, revela a la humanidad la verdad de la existencia de Su vida, y revela que Su carácter justo es real y vívido. Además, Dios usa Sus propias revelaciones verdaderas para demostrar a la humanidad la certeza de la existencia de Su ira, Su misericordia, Su benignidad y Su tolerancia. Su esencia se revelará en cualquier momento y lugar según el desarrollo de las cosas. Él posee la ira de un león y la misericordia y la tolerancia de una madre. No se permite que nadie cuestione, viole, cambie o distorsione Su carácter justo. Entre todos los asuntos y las cosas, el carácter justo de Dios, es decir, la ira y la misericordia de Dios, pueden revelarse en cualquier momento y lugar. Él expresa de forma gráfica estos aspectos en cada rincón y grieta de la naturaleza y los lleva a cabo vívidamente en cada momento. El carácter justo de Dios no está limitado por el tiempo o el espacio, o en otras palabras, el carácter justo de Dios no se expresa o revela mecánicamente dictado por límites del tiempo o el espacio. En su lugar, el carácter justo de Dios se expresa y revela libremente en cualquier tiempo y lugar. Cuando ves a Dios cambia Su opinión y deja de expresar Su ira y refrenarse de destruir la ciudad de Nínive, ¿puedes decir que Dios sólo es misericordioso y amoroso? ¿Puedes decir que la ira de Dios consiste en palabras vacías? Cuando Dios expresa una ira intensa y retrae Su misericordia, ¿puedes decir que no siente un amor verdadero hacia la humanidad? Dios expresa una ira intensa en respuesta a los actos malvados de las personas; Su ira es sin defecto. El corazón de Dios se conmueve por el arrepentimiento de las personas, y es este arrepentimiento el que cambia así Su corazón. El que sea conmovido, Su cambio de opinión así como Su misericordia y tolerancia hacia el hombre carecen totalmente de defectos; todo ello es limpio, puro, inmaculado y no está adulterado. La tolerancia de Dios es puramente tolerancia; Su misericordia es puramente misericordia. Su carácter revelará ira, así como misericordia y tolerancia, de acuerdo con el arrepentimiento del hombre y su conducta diferente. No importa lo que Él revele o exprese, todo es puro; todo es directo; Su esencia es distinta de la de cualquier cosa en la creación. Los principios de acciones que Dios expresa, Sus pensamientos e ideas o cualquier decisión particular, así como cualquier acción individual, están libres de cualquier defecto o mancha. Tal como Dios ha decidido, así actuará, y de esta manera Él completa Sus compromisos. Estas clases de resultados son precisos y perfectos porque su fuente es perfecta e intachable. La ira de Dios es perfecta. Del mismo modo, la misericordia y la tolerancia de Dios, que ninguna creación posee, son santas y perfectas, y pueden resistir la deliberación y la experiencia.
Después de entender la historia de Nínive, ¿veis el otro lado de la esencia del carácter justo de Dios? ¿Veis el otro lado del carácter justo único de Dios? ¿Posee alguien en la humanidad este tipo de carácter? ¿Posee alguien este tipo de ira como la de Dios? ¿Posee alguien misericordia y tolerancia como las de Dios? ¿Quién entre la creación puede presentar tanta ira y decidir destruir o traer el desastre sobre la humanidad? ¿Y quién está capacitado para conceder misericordia, tolerar y perdonar al hombre, y por tanto cambiar la decisión de uno de destruir al hombre? El Creador expresa Su carácter justo por medio de Sus propios métodos y principios únicos; Él no está sujeto al control o a las restricciones de cualquier persona, acontecimientos o cosas. Con Su carácter único, nadie es capaz de cambiar Sus pensamientos e ideas, ni de persuadirlo y cambiar cualquiera de Sus decisiones. La totalidad del comportamiento y los pensamientos de la creación existen bajo el juicio de Su carácter justo. Nadie puede controlar si ejerce la ira o la misericordia; sólo la esencia del Creador, o en otras palabras, el carácter justo del Creador, puede decidir esto. ¡Esta es la naturaleza única del carácter justo del Creador!

Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 116 | “Dios mismo, el único II””

Testimonio cristiano 2020 | Aprender cooperando

Testimonio cristiano 2020 | Aprender cooperando
La protagonista es una bailarina con talento y habilidad que siempre se cree mejor que nadie y le cuesta aceptar otras formas de pensar y otros puntos de vista. Cuando ve defectos en los demás o que cometen fallos, actúa con frialdad hacia ellos, los desprecia y no sabe trabajar en armonía con otras personas. Una vez desenmascarada y juzgada por las palabras de Dios, adquiere cierta conciencia de su carácter corrupto, comienza a detestarlo y logra comprender un poco la verdad de trabajar en armonía con los demás. En el cumplimiento del deber empieza a centrarse en la búsqueda de los principios de la verdad, mientras deja conscientemente de lado sus puntos de vista para poder escuchar las opiniones de otros e inspirarse en sus puntos fuertes. Comienza a hacer progresos en su deber y llega a darse cuenta realmente que no se puede cumplir con el deber sin trabajar en armonía con los demás.

Sigue leyendo “Testimonio cristiano 2020 | Aprender cooperando”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 115 | “Dios mismo, el único II”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 115 | “Dios mismo, el único II”

Dios: “(Jonás 3) Y la palabra de Jehová vino a Jonás por segunda vez diciendo: Levántate, ve a Nínive, la gran ciudad y predícales el mensaje que Yo te doy. Entonces, Jonás se levantó y fue a Nínive, de acuerdo con la palabra de Jehová. Nínive era una ciudad extremadamente grande a tres días de camino. Y Jonás comenzó a entrar a la ciudad a un día de camino y gritó y dijo: En cuarenta días Nínive será destruida. Entonces la gente de Nínive creyó a Dios, y declararon un ayuno, y se pusieron un hábito de penitencia, desde el más importante hasta el menor de ellos. Porque el rey de Nínive se enteró y se levantó de su trono, se quitó su vestidura y se puso un hábito de penitencia y se sentó sobre cenizas. Y mandó que se proclamara y publicara mediante decreto del rey y sus nobles, ordenó a todo Nínive diciendo: Que ningún hombre ni bestia, manada o bandada, coman nada, ni siquiera que beban agua. Pero que todos los hombres y las bestias estén cubiertos con hábito de penitencia y que clamen con todas sus fuerzas a Dios; que todos se arrepientan de sus caminos de maldad y se despojen de toda la violencia de sus manos. ¿Cómo saber si Dios no cambiará y se arrepentirá, y se alejará de su gran ira, y no permitirá que muramos? Y Dios vio sus obras que ellos se habían arrepentido de su maldad; y Dios se arrepintió del mal que Él había anunciado para ellos y no lo cumplió.

Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 115 | “Dios mismo, el único II””

Testimonio cristiano 2020 | Por fin entiendo qué significa cumplir con el deber

Testimonio cristiano 2020 | Por fin entiendo qué significa cumplir con el deber
El deber de la narradora en la iglesia es cantar y componer canciones y, por lo general, se vuelca en la interpretación y los ensayos de música. Sin embargo, cuando se enfrenta a una dificultad y ha de sacrificarse un poco más, siempre trata de apañárselas para eludir el esfuerzo. Le devuelven un proyecto tras otro y el progreso del trabajo se retrasa. Juzgada, desenmascarada, tratada y podada por las palabras de Dios, comprende cómo el aspecto abyecto de su naturaleza la ha llevado a ser superficial e irresponsable en el cumplimiento del deber, a engañar a los demás y engañar a Dios, por lo que ha perdido su honor e integridad y se ha vuelto poco fiable. Llena de pesar, empieza a buscar y practicar la verdad para corregir su actitud corrupta de dejadez y por fin comienza a cumplir con el deber con dedicación.

Sigue leyendo “Testimonio cristiano 2020 | Por fin entiendo qué significa cumplir con el deber”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 114 | “Dios mismo, el único II”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 114 | “Dios mismo, el único II”

Dios dice: “(Jonás 3) Y la palabra de Jehová vino a Jonás por segunda vez diciendo: Levántate, ve a Nínive, la gran ciudad y predícales el mensaje que Yo te doy. Entonces, Jonás se levantó y fue a Nínive, de acuerdo con la palabra de Jehová. Nínive era una ciudad extremadamente grande a tres días de camino. Y Jonás comenzó a entrar a la ciudad a un día de camino y gritó y dijo: En cuarenta días Nínive será destruida. Entonces la gente de Nínive creyó a Dios, y declararon un ayuno, y se pusieron un hábito de penitencia, desde el más importante hasta el menor de ellos. Porque el rey de Nínive se enteró y se levantó de su trono, se quitó su vestidura y se puso un hábito de penitencia y se sentó sobre cenizas. Y mandó que se proclamara y publicara mediante decreto del rey y sus nobles, ordenó a todo Nínive diciendo: Que ningún hombre ni bestia, manada o bandada, coman nada, ni siquiera que beban agua. Pero que todos los hombres y las bestias estén cubiertos con hábito de penitencia y que clamen con todas sus fuerzas a Dios; que todos se arrepientan de sus caminos de maldad y se despojen de toda la violencia de sus manos. ¿Cómo saber si Dios no cambiará y se arrepentirá, y se alejará de su gran ira, y no permitirá que muramos? Y Dios vio sus obras que ellos se habían arrepentido de su maldad; y Dios se arrepintió del mal que Él había anunciado para ellos y no lo cumplió.
Si tu creencia en Dios es verdadera, recibirás a menudo Su cuidado
El cambio de intenciones por parte de Dios hacia las personas de Nínive no implicaba dudas o ambigüedad. Más bien, era una transformación desde la ira pura a la tolerancia pura. Esta es una revelación verdadera de la esencia de Dios. Dios nunca está indeciso o inseguro en Sus acciones; los principios y propósitos detrás de Sus actos son todos claros y transparentes, puros y perfectos, con absolutamente ninguna estratagema o artimaña entretejida dentro. En otras palabras, la esencia de Dios no contiene tinieblas o maldad. Dios se enojó con los ninivitas debido a que sus actos malvados habían llegado a Sus ojos; en ese momento Su ira derivaba de Su esencia. Sin embargo, cuando la ira de Dios desapareció y Él concedió Su tolerancia sobre el pueblo de Nínive una vez más, todo lo que Él reveló era aún Su propia esencia. La totalidad de este cambio era debida a un cambio en la actitud del hombre hacia Dios. Durante todo este período de tiempo, el carácter que no se puede ofender de Dios no cambió; la esencia tolerante de Dios no cambió; la esencia amorosa y misericordiosa de Dios no cambió. Cuando las personas cometen actos malvados y ofenden a Dios, Él traerá Su ira sobre ellas. Cuando las personas se arrepienten verdaderamente, el corazón de Dios cambiará, y Su ira cesará. Cuando las personas continúan oponiéndose tozudamente a Dios, Su furia no cesará; Su ira los presionará poco a poco hasta que sean destruidos. Esta es la esencia del carácter de Dios. Independientemente de si Dios está expresando ira o misericordia y benignidad, la conducta, el comportamiento y la actitud hacia Dios en las profundidades de su corazón dictan aquello que se expresa por medio de la revelación del carácter de Dios. Si Dios somete continuamente a una persona a Su ira, el corazón de esta persona se opone indudablemente a Dios. Como nunca se ha arrepentido verdaderamente, no ha inclinado su cabeza delante de Dios ni ha poseído una verdadera creencia en Dios, nunca ha obtenido la misericordia y tolerancia de Dios. Si uno recibe a menudo el cuidado de Dios y obtiene frecuentemente Su misericordia y tolerancia, entonces esta persona tiene indudablemente una verdadera creencia en Dios en su corazón, y este no se opone a Dios. A menudo se arrepiente verdaderamente delante de Dios; por tanto, aunque la disciplina de Dios desciende frecuentemente sobre esta persona, Su ira no lo hará.

Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 114 | “Dios mismo, el único II””

Testimonio cristiano 2020 | ¿Es lo mismo la fe en la Biblia que la fe en Dios?

Testimonio cristiano 2020 | ¿Es lo mismo la fe en la Biblia que la fe en Dios?
La protagonista, una creyente devota, ansía la venida del Señor. Más tarde, descubre a través de Facebook que la Iglesia de Dios Todopoderoso asegura que el Señor Jesús ya ha regresado. Quiere saber más, pero, como su pastor dice que aquello predicado por la Iglesia de Dios Todopoderoso se aparta de la Biblia y todo lo que así sea es herejía, duda y no se atreve a investigarlo. Después de orar, ella se da cuenta de que la venida del Señor no es un tema menor, no puede dejarse llevar por lo que crea la mayoría. Entonces, decide visitar el sitio de la Iglesia de Dios Todopoderoso y allí encuentra una gran variedad de videos donde se da testimonio de Dios. Las enseñanzas de la Iglesia con respecto a la verdad son prácticas e iluminadoras y logran aclarar la confusión y dificultad que había tenido durante años. También descubre, a través de estos videos, que Dios es el Señor de la creación y que Él tiene todo el derecho de llevar Su obra más allá de la Biblia, por lo que ella se percata del hecho de que tener fe en la Biblia no es tener fe en Dios. Gracias a su investigación, queda convencida de que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús que ha regresado y, así, acepta la obra de Dios de los últimos días y decide seguir el camino del Cordero.

Sigue leyendo “Testimonio cristiano 2020 | ¿Es lo mismo la fe en la Biblia que la fe en Dios?”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 113 | “Dios mismo, el único II”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 113 | “Dios mismo, el único II”

Dios dice: “(Jonás 3) Y la palabra de Jehová vino a Jonás por segunda vez diciendo: Levántate, ve a Nínive, la gran ciudad y predícales el mensaje que Yo te doy. Entonces, Jonás se levantó y fue a Nínive, de acuerdo con la palabra de Jehová. Nínive era una ciudad extremadamente grande a tres días de camino. Y Jonás comenzó a entrar a la ciudad a un día de camino y gritó y dijo: En cuarenta días Nínive será destruida. Entonces la gente de Nínive creyó a Dios, y declararon un ayuno, y se pusieron un hábito de penitencia, desde el más importante hasta el menor de ellos. Porque el rey de Nínive se enteró y se levantó de su trono, se quitó su vestidura y se puso un hábito de penitencia y se sentó sobre cenizas. Y mandó que se proclamara y publicara mediante decreto del rey y sus nobles, ordenó a todo Nínive diciendo: Que ningún hombre ni bestia, manada o bandada, coman nada, ni siquiera que beban agua. Pero que todos los hombres y las bestias estén cubiertos con hábito de penitencia y que clamen con todas sus fuerzas a Dios; que todos se arrepientan de sus caminos de maldad y se despojen de toda la violencia de sus manos. ¿Cómo saber si Dios no cambiará y se arrepentirá, y se alejará de su gran ira, y no permitirá que muramos? Y Dios vio sus obras que ellos se habían arrepentido de su maldad; y Dios se arrepintió del mal que Él había anunciado para ellos y no lo cumplió.
Dios ve el arrepentimiento sincero en las profundidades de los corazones de los ninivitas

Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 113 | “Dios mismo, el único II””