El origen de la prosperidad del Relámpago Oriental

Iglesia de Dios TodopoderosoRespuesta:E
En estos últimos días, Dios lleva otra vez a cabo una nueva obra, declarando Sus palabras para realizar Su obra de juicio y purificación de la humanidad corrupta. Esta obra se realiza según Su plan y se basa en las necesidades reales de la gente de los últimos días. Es una nueva obra, más elevada, sobre la base de la obra del Señor Jesús. Si buscamos y estudiamos con atención y un corazón tranquilo, podremos ver que esta etapa de la nueva obra de Dios no sólo tiene la obra del Espíritu Santo, sino que además declara la verdad y nos permite tener una comprensión más auténtica, amplia y práctica del carácter de Dios y de todo lo que Él tiene y es. A continuación hablaremos de nuestras experiencias y nuestro entendimiento de la obra de Dios en los últimos días utilizando estos tres aspectos ya comentados como criterios para analizar el camino verdadero.

En primer lugar, el camino verdadero tiene la obra del Espíritu Santo. Dios Todopoderoso ha venido a iniciar la Era del Reino, ha llevado a cabo una nueva obra, ha declarado Su palabra para juzgar y purificar a la gente y ha provisto a la humanidad de las nuevas provisiones de vida. Uno por uno, los fieles de todos los grupos religiosos y sectas han vuelto a Dios Todopoderoso bajo Su nombre. Pese a la oposición, pese a los obstáculos que se han presentado, el evangelio de Dios de los últimos días ha surgido como las olas del océano y se ha extendido por toda la China continental. Todos los pueblos han ido dirigiéndose en marea a la montaña sagrada en un ambiente gozoso. Aunque cada uno de nosotros provenía de una denominación distinta, sin embargo podemos vivir juntos en armonía, ayudarnos unos a otros. Aquí no hay camarillas y la vida de la iglesia rebosa vitalidad. A los hermanos y hermanas les parece que las reuniones nunca son suficientes, y hay himnos para cantar y disfrutar y oraciones que nos iluminan. Cada vez que nos reunimos todos podemos recibir nuevas provisiones de la palabra de Dios Todopoderoso y conocer nuestras propias carencias y en la palabra de Dios encontramos el camino que debemos practicar. Los hermanos y hermanas rebosan fe y saben asumir la comisión de Dios con lealtad. Nuestro carácter corrupto se transforma a distintos niveles y podemos convivir normalmente y amarnos los unos a los otros según la palabra de Dios. Cuando nos encontramos con distintos puntos de vista, todos somos capaces de dejar de lado las propias opiniones y escuchar atentamente las ideas de otros y en la Iglesia nos sometemos a la autoridad de la verdad de la palabra de Dios. Pese a que en esta etapa de Su obra Dios no repite Su obra de la Era de la Gracia de curar a los enfermos y expulsar a los demonios, por la obra de Dios Todopoderoso vemos que Sus palabras tienen poder y autoridad. Si nos sometemos a la obra y las palabras de Dios Todopoderoso, podremos recibir esclarecimiento e iluminación del Espíritu Santo, apartarnos de nuestro estado de pasividad y debilidad y llevar a cabo activamente nuestro deber de seres creados, en consideración de los designios de Dios. Así, nuestros hermanos y hermanas pueden liberarse de los placeres carnales e ir rápidamente de un lado a otro a difundir el evangelio del reino de Dios con todo el corazón. Independientemente de cómo nos traten las diversas sectas religiosas o si nos rechazan, persiguen, pegan o maldicen, estamos dispuestos a soportar cualquier dificultad y seguimos, como de costumbre, cumpliendo la voluntad de Dios y predicando el evangelio de Dios Todopoderoso de los últimos días. Se puede ver la autoridad y el poder de Dios Todopoderoso en la real conducta de los hermanos y hermanas. La obra de Dios Todopoderoso tiene la obra del Espíritu Santo y se apoya en Él. Sin embargo, aquellos que no han estado a la altura de la nueva obra de Dios, los de esas sectas religiosas varias, son envidiosos y conflictivos; hacen todo lo posible por unirse en contra de los demás. Viven en unas circunstancias en las que pueden estar haciendo el mismo trabajo, pero no por los mismos motivos, y todo esto basta para demostrar que la comunidad religiosa ya carece de la obra del Espíritu Santo. Dado que la Iglesia de Dios Todopoderoso tiene la obra del Espíritu Santo, se muestra así de llena de vitalidad, mientras que las diversas sectas religiosas están sombrías y desoladas y han perdido la obra del Espíritu Santo, en marcado contraste con la Iglesia de Dios Todopoderoso. Por lo tanto, es evidente cuál es el camino verdadero y cuál el antiguo.

En segundo lugar, el camino verdadero tiene la verdad y puede señalar a la gente la senda que debe practicar en la nueva era y facilitarle nuevas provisiones de vida. Su carácter de vida experimenta una transformación cada vez mayor y su humanidad se vuelve cada vez más normal. En Su obra de los últimos días, Dios Todopoderoso declara muchas verdades de muchos campos diferentes. Esto abarca las verdades acerca de la comprensión de la obra que hace Dios y también las verdades sobre cómo practicar y entrar durante la nueva era. Por ejemplo: el propósito de la gestión de Dios; los principios de Su obra; la verdad interna de las obras de Dios en las eras de la Ley y de la Gracia; cómo realiza Dios Su obra de juicio; la importancia de que Dios se encarne; cómo ha llegado la humanidad a ser como es ahora; cómo corrompe Satanás a la humanidad; cómo salva Dios a la humanidad; cómo será el destino futuro de la humanidad; cómo será el final de diversos tipos de personas; qué tipo de opiniones deben tener los creyentes; a qué debe aspirar su fe en Dios; por qué la gente que cree en Dios debe someterse a Él; por qué amar a Dios es la única forma de creer verdaderamente en Él; y cómo servir a Dios de un modo que cumpla Sus designios. La declaración de estas verdades por parte de Dios Todopoderoso nos ha permitido comprender mucho mejor los designios de Dios, así como tener un mejor entendimiento de nuestra naturaleza y esencia y de la realidad de nuestra corrupción. Además, estas verdades nos han permitido ver claramente la ruta hacia la transformación de nuestro carácter. Al experimentar la obra y la palabra de Dios Todopoderoso, por fin llegamos a comprender los aspectos confusos de nuestra antigua fe y conocemos que a pesar de haber recibido la redención y la abundante gracia de Dios, seguimos anhelando intensamente más placeres físicos y bendiciones materiales de Dios y maquinamos cómo lograr la fortuna de nuestros sueños a través de Él. Además, aunque nos movamos trabajando para Dios, lo hacemos para que nos bendiga y corone. Lo hacemos por la fama y la ganancia personales y en beneficio propio. No hacemos esas cosas para cumplir con nuestro deber de seres creados. Por más gracia o más bendiciones que recibamos de Dios, a poco que algo de lo que Él haga no coincida con nuestras nociones, inmediatamente nos oponemos y quejamos a Él. Incluso llegamos a oponernos públicamente a Dios y hasta a abandonarlo. Hace mucho que perdimos la conciencia y el raciocinio que teníamos en un principio en presencia de Dios. Satanás nos corrompió tanto que perdimos todo rastro de humanidad. Las verdades declaradas por Dios Todopoderoso nos permiten tener verdadero entendimiento de nuestra corrupción y podemos ver que somos egoístas, despreciables y faltos de humanidad. A su vez comprendemos la importancia de la obra de salvación de Dios sobre nosotros y entendemos que la salvación del hombre por parte de Dios está bien planificada. Nuestro espíritu comienza así a despertar poco a poco y nuestra conciencia y capacidad de pensar racionalmente empiezan a restablecerse día a día. Ya no buscamos satisfacer nuestra propia carne, ya no esperamos negociar con Dios. Por el contrario, sólo buscamos satisfacer los designios de Dios y ofrecerle todo lo que tenemos. De esta manera, como seres creados que somos, vamos recuperando la relación normal con el Creador. Cada vez amamos más a Dios, somos más sumisos y reverentes y por fin empezamos a parecer hombres más verdaderos. En resumen, Dios Todopoderoso nos concede a nosotros, el pueblo de los últimos días, las verdades que tan urgentemente necesitamos. Nos muestra el rumbo del camino en la nueva era, nos permite recibir las provisiones más reales que necesitamos para la vida. Todo esto demuestra que el camino de Dios Todopoderoso es el camino verdadero.

En tercer lugar, el camino verdadero le da al hombre un nuevo entendimiento de Dios. Hermanos y hermanas, si podéis leer personalmente las palabras de Dios Todopoderoso y llegar a contactar con aquellos que han aceptado la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días, no os será difícil descubrir que los hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso han adquirido un nuevo conocimiento y una comprensión más concreta de Dios gracias a su forma de buscar las verdades de Dios Todopoderoso. Al experimentar la obra y las palabras de Dios Todopoderoso entendemos el carácter justo de Dios y vemos que Su carácter inherente no sólo tiene amor y misericordia, sino también majestad e ira, y que Su carácter no tolera ninguna ofensa cometida por la humanidad. Al experimentar la obra y las palabras de Dios Todopoderoso vemos cómo Dios salva al hombre paso a paso y cómo utiliza Su sabiduría para vencer a Satanás y así adquirimos un conocimiento práctico de la omnipotencia, la sabiduría, la maravilla y la profundidad de Dios. Es más, también adquirimos una comprensión más práctica del atento designio de Dios de salvar a la humanidad, de Su verdadero amor por ella y de Su esencia de santidad y belleza. Experimentar la obra y la palabra de Dios Todopoderoso nos ayuda a aclarar muchas ideas erróneas que hemos tenido sobre Dios y a darnos cuenta de que Dios no pertenece a ninguna nación ni grupo étnico; Dios es el Creador, el Dios de todos los hombres. También entendemos que la obra de Dios es siempre nueva y nunca vieja y que no está sujeta a ninguna ley. Así se puede ver que la obra y las palabras de Dios Todopoderoso de los últimos días pueden dar al hombre un entendimiento de Dios más profundo que el que pudo alcanzar en la Era de la Gracia, un entendimiento más práctico y amplio. Sólo la obra del propio Dios puede dar este resultado y sólo Dios mismo puede declarar a la humanidad Su carácter y todo lo que Él es y tiene. Sin duda, el camino de Dios Todopoderoso es el camino verdadero.

Fuente: Evangelio del Descenso del Reino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s