Capítulo 24

 

Iglesia de Dios Todopoderoso,Dios Todopoderoso,Relámpago OrientalMi castigo llega sobre todas las personas, sin embargo, también se mantiene distante de todas las personas. La vida entera de cada persona está llena de amor y odio hacia Mí y nadie me ha conocido jamás; y así la actitud del hombre hacia Mí es muy cambiante y es incapaz de ser normal. Sigue leyendo “Capítulo 24”

Capítulo 23

Declaraciones de Cristo de los últimos días

Mientras Mi voz retumba, mientras brota fuego de Mis ojos, vigilo toda la tierra y observo el universo entero. Toda la humanidad está orando a Mí, alzando su mirada hacia Mí, suplicándome que detenga Mi ira y jurando que nunca más se rebelarán en Mi contra. Pero esto ya no es el pasado; es el presente. Sigue leyendo “Capítulo 23”

Capítulo 22

Declaraciones de Cristo de los últimos días

El hombre vive en medio de la luz, pero no es consciente de lo precioso de ella. Ignora la esencia de esta, su fuente y, además, a quién pertenece. Cuando otorgo la luz al hombre, examino inmediatamente las condiciones en medio de él: gracias a la luz, todas las personas están cambiando, creciendo y han dejado la oscuridad. Sigue leyendo “Capítulo 22”

Capítulo 21

Iglesia de Dios Todopoderoso,Dios Todopoderoso,Relámpago Oriental

El hombre cae en medio de Mi luz y se mantiene firme por causa de Mi salvación. Cuando traigo la salvación a todo el universo, el hombre trata de encontrar maneras de entrar dentro del flujo de Mi restauración; sin embargo, hay muchos que son arrastrados por este torrente de restauración sin dejar huella alguna; hay muchos que se han ahogado y han sido engullidos por las aguas torrenciales; y también hay muchos otros que se mantienen firmes en medio del torrente, que nunca han perdido su sentido de dirección y que, de esta manera, han seguido el torrente hasta hoy. Sigue leyendo “Capítulo 21”

Capítulo 18

Iglesia de Dios Todopoderoso,Dios Todopoderoso,Relámpago Oriental

Bajo la luz del relámpago, cada animal es revelado en su verdadera forma. Así también, iluminados por Mi luz, los seres humanos han recuperado la santidad que una vez poseyeron. ¡Oh, que el mundo pervertido del pasado al fin se haya volcado dentro del agua asquerosa, hundiéndose bajo la superficie, disolviéndose en el lodo! Sigue leyendo “Capítulo 18”