Resulta que ser salvo una vez no es igual a ser salvo para siempre

Por Yang Xin, Provincia de Shandong

El sol se hundió en el oeste y la última luz del sol, que desaparecía, se extendió por todo el mundo mientras caminaba de regreso a casa después de una reunión, pensando en lo que el pastor había dicho: “Una vez salvo, salvo para siempre”, porque la Biblia dice: ‘Que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación’ (Romanos 10:9-10). Sigue leyendo “Resulta que ser salvo una vez no es igual a ser salvo para siempre”