Sin la salvación de Dios, yo no estaría aquí hoy

palabra de Dios

Zhang Jin, Pekín

16 de agosto de 2012

Soy una hermana anciana con las piernas dañadas. Incluso cuando el clima es bueno, tengo algunos problemas al andar, pero cuando las aguas estuvieron a punto de tragarme, Dios permitió que escapara milagrosamente del peligro. Sigue leyendo “Sin la salvación de Dios, yo no estaría aquí hoy”

Por desempeñar mi deber, se me concedió la enorme salvación de Dios

Hong Wei, Pekín

15 de agosto de 2012

El 21 de julio de 2012, empezó a caer una lluvia torrencial. Ese día resulta que tenía un deber que cumplir, así que, tras terminar nuestra reunión y al ver que la lluvia se había suavizado un poco, me fui rápido a casa en mi bicicleta. Sólo cuando llegué a la autopista descubrí que el agua estaba cayendo de la montaña como una cascada, y la carretera estaba tan cubierta de la misma que su superficie ya no se podía ver con claridad. Sigue leyendo “Por desempeñar mi deber, se me concedió la enorme salvación de Dios”