Palabras diarias de Dios | Fragmento 26 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I”

“Dios pretende destruir el mundo con un diluvio y ordena a Noé construir un arca
(Génesis 6:9-14) Estas son las generaciones de Noé: Noé era un hombre justo y perfecto en sus generaciones y Noé andaba con Dios. Noé engendró tres hijos: Sem, Cam y Jafet. La tierra también se había corrompido delante de Dios y estaba llena de violencia. Y Dios miró a la tierra, y vio que se había corrompido, ya que toda carne había corrompido sus caminos en la tierra. Entonces Dios dijo a Noé: el fin de toda carne ha llegado a Mí, porque ellos han llenado toda la tierra de violencia, y por ello los destruiré junto con la tierra. Construye un arca de madera de ciprés; harás cuartos en el arca y la cubrirás con brea por dentro y por fuera.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 26 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I””

Palabras diarias de Dios | Fragmento 27 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I”

“La bendición de Dios a Noé después del diluvio
(Génesis 9:1-6) Y Dios bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo: Sed fructíferos y multiplicaos y llenad la tierra. Toda bestia de la tierra os temerá y tendrá terror de vosotros, así como toda ave del cielo; todo lo que se arrastra en la tierra y todos los peces del mar serán entregados en vuestras manos. Todo lo que se mueve y que tenga vida, será carne para vosotros, así como todas las hierbas verdes que os he dado. Pero la carne viva, que es la sangre de la carne, esa no la comeréis. Y por seguro pediré la sangre de vuestras vidas; a la mano de cada bestia la pediré, y también a la mano del hombre; a la mano de cada hermano del hombre pediré la vida del hombre. Cualquiera que derrame sangre de hombre, derramará su sangre por el hombre; porque Dios hizo al hombre a Su imagen.
Después de que Noé aceptara las instrucciones de Dios, construyera el arca y viviera a través de los días en que Dios usó un diluvio para destruir el mundo, toda su familia de ocho miembros sobrevivió. Aparte de esta, toda la humanidad y todas las cosas vivientes sobre la tierra fueron destruidas. Dios impartió bendiciones a Noé, y le dijo algunas cosas a él y a sus hijos. Estas cosas fueron las que Dios le estaba concediendo, a la vez que Su bendición sobre él. Esta es la bendición y la promesa que Dios da a alguien que puede escucharle y aceptar Sus instrucciones, y también la forma en que Él recompensa a las personas. Es decir, independientemente de que Noé fuera un hombre perfecto o justo a los ojos de Dios, y de cuánto lo conociera, en pocas palabras, Noé y sus tres hijos escucharon todos ellos las palabras de Dios, se coordinaron con Su obra, e hicieron lo que se suponía que debían hacer, de acuerdo con las instrucciones divinas. Por consiguiente, ayudaron a Dios a retener a los humanos y a diversas especies de seres vivos después de la destrucción del mundo por el diluvio, haciendo una gran contribución al siguiente paso del plan de gestión de Dios. Dios lo bendijo por todo lo que había hecho. Quizás para las personas de hoy, lo que Noé hizo ni siquiera era digno de mencionar. Algunos podrían incluso pensar: Noé no hizo nada; Dios se había hecho a la idea de mantenerlo, por lo que definitivamente lo haría. Su supervivencia no es mérito suyo. Esto es lo que Dios quería que ocurriese, porque el hombre es pasivo. Pero no era lo que Él estaba pensando. A Él no le importa si una persona es grande o insignificante, mientras pueda escucharle, obedecer Sus instrucciones y lo que Él encarga, y pueda cooperar con Su obra, Su voluntad y Su plan, de forma que Su voluntad y Su plan puedan cumplirse sin problemas. Esa conducta es digna de Su celebración y digna de recibir Su bendición. Dios valora a esas personas, y aprecia sus acciones, así como su amor y su afecto por Él. Esta es la actitud de Dios. ¿Por qué bendijo Dios, pues, a Noé? Porque así es como Dios trata tales acciones y la obediencia del hombre.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 27 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I””

Palabras diarias de Dios | Fragmento 28 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I”

 Dios convierte el arco iris en símbolo de Su pacto con el hombre
(Génesis 9:11-13) Yo haré Mi pacto con vosotros, ninguna carne será cortada nunca más por las aguas de una inundación; ni habrá una inundación nunca más que destruya la tierra. Y Dios dijo: Este es el signo del pacto que hago entre Yo y vosotros y cada criatura viviente que esté con vosotros, por generaciones perpetuas. Pongo Mi arcoíris en las nubes, y ese será el signo de un pacto entre Yo y la tierra.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 28 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I””

Palabras diarias de Dios | Fragmento 33 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II”

A Dios no le importa que el hombre sea insensato; sólo pide que sea sincero
En Génesis 22:2, Dios le ordena: “Trae ahora a tu hijo, tu único hijo Isaac, a quien tú amas, y ve a la tierra de Moriah donde lo ofrecerás ahí como holocausto en una de las montañas que te indicaré”. El sentido de Dios estaba claro: le estaba diciendo a Abraham que le entregara a su único hijo Isaac, a quien amaba, en holocausto. Mirándolo hoy día, ¿sigue estando el mandato de Dios en conflicto con las nociones del hombre? ¡Claro que sí! Todo lo que Dios hizo en aquel momento es bastante contrario a las nociones del hombre y a este le resulta incomprensible. En sus nociones, las personas creen lo siguiente: cuando un hombre no creyó, y pensó que era imposible, Dios le dio un hijo, y después de haberlo tenido, le pidió que lo ofreciera; ¡increíble! ¿Qué pretendía hacer Dios en realidad? ¿Cuál era Su verdadero propósito? Le dio un hijo a Abraham incondicionalmente, pero también le pidió que hiciera una ofrenda incondicional. ¿Era esto excesivo? Desde el punto de vista de un tercero no sólo lo era, sino que parecía como querer “buscar un problema donde no lo hay”. Sin embargo, Abraham mismo no opinaba que Dios le estuviera pidiendo demasiado. Aunque tenía algunos pensamientos menores y sospechaba un poco de Dios, seguía estando preparado para hacer la ofrenda. En este punto, ¿ves algo que demuestre que Abraham estuviera dispuesto a ofrecer a su hijo? ¿Qué se indica en estas frases? El texto original dice lo siguiente: “Y Abraham se levantó temprano por la mañana y preparó su asno; tomó dos de sus hombres jóvenes con él y a Isaac su hijo, y partió la madera para el holocausto. Se levantó y se fue al lugar que Dios le había indicado” (Génesis 22:3). “Llegaron al lugar que Dios le había indicado y Abraham construyó un altar ahí; acomodó la madera y ató a Isaac su hijo, colocándolo sobre la madera del altar. Y Abraham estiró su mano y tomó el cuchillo para matar a su hijo” (Génesis 22:9-10). Cuando Abraham extendió su mano, y tomó el cuchillo para sacrificar a su hijo, ¿vio Dios sus acciones? Sí; las vio. Todo el proceso —desde el principio, cuando Dios le pidió a Abraham que sacrificara a Isaac, hasta el momento en que el hombre alzó el cuchillo para matar a su hijo— le mostró a Dios el corazón de Abraham, e independientemente de su insensatez, su ignorancia y su malinterpretación anteriores de Dios, en aquel momento su corazón era sincero, honesto; de verdad le iba a devolver a Isaac a Dios, ese hijo que Él le había dado. Dios vio obediencia en él, esa misma obediencia que Él deseaba.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 33 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II””

Película evangélica “El dulce aroma de la adversidad” Escena 3

Película evangélica “El dulce aroma de la adversidad” Escena 3 – ¿Por qué el PCCh no permite que los cristianos tomen el sendero correcto de la vida?
El Partido Comunista de China reprime y ataca la fe religiosa de forma desenfrenada. No tienen reparos en encarcelar y perseguir cruelmente a los cristianos. Únicamente permite que el pueblo siga al Partido Comunista. No permite que el pueblo crea en Dios ni que lo siga por el camino correcto en la vida. ¿Cómo acabará al final el Partido Comunista de China? Bajo la represión, las detenciones y la persecución desenfrenadas del Partido Comunista de China, los cristianos continúan siguiendo a Dios con firmeza, difundiendo el evangelio y dando testimonio de Dios. ¿Cuál es el motivo? En este vídeo, un magnífico debate entre un cristiano y unos funcionarios del Partido Comunista de China revelará esos dos caminos distintos que conducen a dos finales diferentes en la vida.
Sigue leyendo “Película evangélica “El dulce aroma de la adversidad” Escena 3″

Palabras diarias de Dios | Fragmento 34 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II”

La promesa de Dios a Abraham
(Génesis 22:16-18) Juro por Mí mismo —dijo Jehová— que porque has hecho esto, y no has retenido a tu hijo, tu único hijo, te colmaré de bendiciones y multiplicaré tu simiente como las estrellas del cielo y como la arena de la playa. Tu simiente tendrá las puertas de sus enemigos; y en tu simiente serán bendecidas todas las naciones de la tierra, porque has obedecido Mi voz.
Este es un relato íntegro de la bendición de Dios a Abraham. Aunque breve, su contenido es rico: incluye la razón y el trasfondo del regalo de Dios a Abraham, y lo que le dio. También está impregnado del gozo y del entusiasmo con los que Dios pronunció estas palabras, así como de la urgencia de Su anhelo por ganar a quienes pueden escuchar Sus palabras. En esto vemos que Dios aprecia y siente ternura hacia quienes obedecen Sus palabras y siguen Sus mandatos. También vemos el precio que paga para ganar a las personas, y el cuidado y la atención que pone en ello. Además, el pasaje contiene las palabras “Juro por Mí mismo”, y esto nos proporciona un sentido intenso de la amargura y el dolor soportados por Dios, y sólo por Él, entre los bastidores de esta obra de Su plan de gestión. Es un pasaje sugerente, con un significado especial para los que vinieron después, y un impacto de gran alcance para ellos.
Sigue leyendo “Palabras diarias de Dios | Fragmento 34 | “La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II””

Película evangélica “El dulce aroma de la adversidad” Escena 2

Película evangélica “El dulce aroma de la adversidad” Escena 2 – ¿Por qué el Partido Comunista de China reprime y persigue la fe religiosa de forma desenfrenada?
Desde el primer momento, el Partido Comunista de China ha reprimido, atacado y prohibido la fe religiosa de forma desenfrenada. Considera a los cristianos los mayores delincuentes del Estado. No vacila en emplear medidas revolucionarias para reprimirlos, capturarlos, perseguirlos e incluso matarlos. ¿Por qué motivos hace estas cosas? Los que creen en Dios honran a Dios por ser grande. Veneran a Dios y se centran en buscar la verdad y seguir el camino correcto en la vida. ¿Por qué el Partido Comunista de China habría de considerar enemigos a los cristianos? ¿Por qué es incompatible con la gente que cree en Dios? Este vídeo examinará los motivos por los que el Partido Comunista de China persigue la fe religiosa.

Sigue leyendo “Película evangélica “El dulce aroma de la adversidad” Escena 2″

Fragmento 19 | “Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra”

Palabras diarias de Dios | Fragmento 19 | “Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra”
Esas personas que Dios no reconoce
Hay algunas personas cuya creencia nunca ha sido reconocida en el corazón de Dios. En otras palabras, Él no reconoce a estas personas como seguidores suyos, porque no elogia su creencia. Independientemente de cuántos años hayan seguido a Dios, sus ideas y opiniones nunca han cambiado. Son como los incrédulos, se adhieren a sus principios y a su manera de hacer las cosas, a sus leyes de supervivencia y creencia. Nunca aceptaron la palabra de Dios como su vida ni creyeron que Su palabra fuera la verdad, ni tuvieron intención de aceptar Su salvación, y nunca lo reconocieron como su Dios. Consideran que creer en Dios es una especie de pasatiempo de aficionado, tratan a Dios simplemente como un sustento espiritual, por lo que no piensan que merezca la pena probar y entender Su carácter, o Su esencia. Se podría decir que todo lo que corresponde al Dios verdadero no tiene nada que ver con estas personas. No están interesadas, y no se les puede importunar para que respondan. Esto se debe a que, en lo profundo de su corazón, una voz intensa les advierte siempre: Dios es invisible e intocable, y Dios no existe. Creen que intentar entender a esta clase de Dios no merece sus esfuerzos; sería engañarse a uno mismo. Sólo reconocen a Dios de palabra y no adoptan una posición real. Tampoco hacen nada en términos prácticos, creyéndose muy listos. ¿Cómo mira Dios a estas personas? Las ve como no creyentes. Algunos preguntan: “¿Pueden leer los incrédulos la palabra de Dios? ¿Pueden cumplir con su deber? ¿Pueden pronunciar estas palabras: ‘Viviré para Dios’?”. Lo que el hombre ve con frecuencia son las demostraciones superficiales de las personas, no su esencia. Pero Dios no mira estas exhibiciones superficiales; Él sólo ve su esencia interior. Por tanto, esta es la clase de actitud y definición de Dios hacia estas personas. Con respecto a lo que ellas dicen: “¿Por qué hace esto Dios? ¿Por qué hace Dios aquello? No puedo entender esto; no puedo entender aquello; esto no se conforma a las nociones del hombre; debes explicarme…”. Mi respuesta es: ¿Es necesario explicarte este asunto? ¿Tiene este asunto algo que ver contigo? ¿Quién te crees que eres? ¿De dónde viniste? ¿Estás cualificado para darle indicaciones a Dios? ¿Crees en Él? ¿Reconoce Él tu creencia? Como esta no tiene nada que ver con Dios, ¿qué son para ti Sus acciones? ¿No sabes dónde te encuentras en el corazón de Dios, pero estás cualificado para dialogar con Él?
Sigue leyendo “Fragmento 19 | “Cómo conocer el carácter de Dios y los resultados que logrará Su obra””